LA VERDAD SOBRE AMONÍACO

LA VERDAD SOBRE AMONÍACO

Aunque puede que hayas escuchado rumores respecto al daño que puede causar el amoníaco, este compuesto químico se usa de manera segura en la fabricación de tintes para el cabello desde que se creó la primera tintura, hace ya más de 100 años.

Por qué es seguro el color con amoníaco.
A temperatura ambiente es un gas incoloro y su olor penetrante puede levantar dudas sobre su peligrosidad. Sin embargo, el amoníaco sólo es tóxico en concentraciones muy elevadas, que de ninguna manera están presentes en los productos para el color del cabello. Además, tiene la ventaja de ser muy volátil (se evapora rápidamente) y de disolverse en agua con mucha facilidad. Por eso, entre otras virtudes, se sigue utilizando en la composición de las tinturas permanentes.

La tintura permanente trabaja a base de reacciones químicas que abren la cutícula para después penetrar hasta la pigmentación del cabello. Los colorantes oxidativos necesitan un alcalinizante como el amoníaco para realizar este proceso y permitir la formación del color. El cabello se hincha por efecto del amoníaco para dejar que el color penetre, pero vuelve a su posición normal -sin daño alguno- cuando éste se evapora y el pH del cabello retorna a los niveles iniciales.

El amoníaco puede desaparecer velozmente porque es una molécula muy pequeña que se elimina fácilmente luego de actuar sobre el cabello. En cambio, las tinturas sin amoníaco utilizan otras sustancias alcalinas que, debido a su lenta volatilidad, permanecen en el cabello si no son enjuagadas cuidadosamente.

Los productos Koleston te brindan el color más fabuloso y seguro para tu cabello. Koleston en Crema te ofrece una coloración permanente, intensa y duradera: para lucir espléndida y brillar por dentro y por fuera.

Related Articles