MATIZA TU CABELLO

MATIZA TU CABELLO

Y dale un brillo espectacular con un baño de color

Para algunas chicas que se han hecho mechas y no les ha encantado el resultado, un baño de color después de este proceso, ayudará a recuperar el encanto natural matizando los mechones claros sin perder el brillo y la suavidad.

Un baño de color es una coloración sin amoníaco que únicamente cubre un tono sobre tono. Este proceso jamás aclara el cabello si se usa con revelador y sólo lo deja un poco más oscuro. La ventaja es que tiende a desaparecer poco a poco con el lavado cotidiano. (Descubre tu color ideal de cabello)

UN BAÑO DE COLOR EN MI CASA

Este proceso es muy sencillo, lo único que necesitas es:

- Tu tono favorito de tinte.

- Revelador de baño de color.

- Recipiente de plástico.

- Brocha.

El procedimiento es el siguiente:

En un recipiente vacía el tinte para posteriormente agregar el revelador en proporción de uno, a uno y medio, es decir, una parte de tinte más una y media de revelador. Hay que mezclar hasta que quede homogéneo.

Recuerda cubrir tus manos con guantes al momento de aplicar la coloración con la brocha. Tu cabello debe quedar completamente cubierto, recógelo con una pinza, déjalo reposar de 30 a 35 minutos y enjuaga. No sentirás ninguna clase de picazón o cosquilleo, ya que este procedimiento no es nada agresivo con tu cuero cabelludo.

¿Ves que fácil? Ahora a presumir una melena brillante con un color más parejo y suave.

Related Articles