Wella You
PÉINATE TÚ MISMA

Para un tinte con mejores resultados, es mejor saber cuál es tu color y tono inicial

Para obtener el color de cabello que realmente te encante, comienza con dos elementos básicos: tu color inicial, es decir, el color actual de tu cabello, y tu tono del cabello. Aquí te explicamos ambos para ayudarte a encontrar el tono perfecto.


Tu color inicial

Si sabes por dónde empezar, ya tienes ganada la mitad de la batalla, especialmente cuando se trata de teñir el cabello. Al maquillarnos seguimos ciertos pasos y es lo mismo cuando nos teñimos el cabello. Es así que algo que parece muy difícil de hacer se vuelve mucho más fácil.

El factor más importante para determinar que colores te quedan mejor, es saber cuál es tu color de cabello en este momento. Si ya te pintas el pelo, tu color inicial es el que tienes teñido actualmente, no tu color natural. Es decir, tu color natural puede ser castaño medio, pero si lo teñiste y tu color actual es un castaño claro, éste último será el color inicial o de base.

¿Qué implica esto a la hora de pintarme el pelo?

Por regla general, cuando te tiñes el cabello en casa, solamente puedes cambiarlo a un color de uno a tres tonos más claro o más oscuro que tu color inicial. Si nunca te has teñido el cabello, deberías poder utilizar un color hasta tres tonos más claro o más oscuro. Por ejemplo, si en este momento tu cabello es castaño medio, puedes aclararlo a castaño claro o a rubio oscuro, u oscurecerlo a castaño oscuro. Si ya tienes el cabello teñido, dependiendo de la cantidad de pigmento que haya en tu cabello, puedes aclarar u oscurecer tu color de cabello de uno a tres tonos más claros o más oscuros que tu color actual.

Si vas a aclarar tu cabello, es probable que necesites teñir tu cabello más de una vez para llegar a uno o tres tonos más claros. Recuerda que debes esperar al menos de 4 a 6 semanas entre aplicaciones cuando uses un tinte permanente como Koleston en casa. Si tienes luces o quieres un color más de tres tonos más claro o más oscuro que tu color actual, te recomendamos acudir a una estética.

Tu tono

El cabello también tiene tonos fríos o tonos cálidos. Para saber si tu tono es frío o cálido, observa tu color de piel y tu color de ojos (te ayudamos a averiguarlo en este artículo). Un buen punto de partida es pensar en los colores que se te ven bien; por ejemplo, aquellos que estás usando cuando te hacen un cumplido. Lo más seguro es que esos colores sean parecidos al mismo tono que el tuyo. Que los colores combinen con tu tono natural, ya sea frío o cálido, es esencial para crear tu look.

Tonos cálidos

Las personas de tono cálido se ven mejor con cabello de tonos cálidos. Si el color de tu piel es cálido o aceitunado, y tus ojos son cafés o café claro, deberías usar tonos cálidos, dorados, cobrizos o castaños. Los tonos a evitar son los cenizos. La mayoría de las personas pelirrojas pertenecen a esta categoría: la piel tiene un subtono amarillento. Antes de escoger hazte las siguientes preguntas: ¿Se te ve mejor el color durazno que el rosa? ¿Se te ve mejor la joyería dorada que la plateada? Si es así, entonces tu tono es cálido y otros tonos cálidos le proporcionarán mayor intensidad a tu color de cabello, el cual puede verse rojizo o dorado.

Tonos fríos

Las personas de tono frío se ven mejor con tonos fríos. Si tu piel es clara y tienes ojos azules o verdes, entonces escoge tonos cenizos. Los tonos a evitar son los cálidos, dorados o castaños, ya que quieres reducir los subtonos rojizos y anaranjados que chocan con tu piel y ojos. ¿Se te ve mejor el azul marino que el beige? ¿Se te ve mejor la joyería plateada que la dorada? Entonces probablemente eres de tono frío. Algunas palabras que te pueden ayudar a determinar si un tono de color de cabello es frío son cenizo, platinado o champaña. Los tonos fríos reducirán la calidez de tu color de cabello y comúnmente se usan para disminuir colores amarillentos o anaranjados que se ven como oxidados. 

También te puede gustar